pilates para embarazadas

El Pilates en la gestaciembarazoón, es totalmente aconsejable, una mujer embarazada no es una mujer enferma!!!, simplemente es una mujer embarazada y cómo tal debe cuidarse un poquito más. El Método Pilates ha desarrollado una forma específica de trabajar con este colectivo ya que hay posturas y movimientos que jamás deben incluirse en el trabajo con una embarazada. En este sentido, un auténtico profesional no tomará nunca una nueva cliente en el primer trimestre de embarazo!!! Otro caso es la persona que viene ya trabajando con el E.P. El Pilates es entonces la mejor preparación para el embarazo: acondicionará el cuerpo para el aumento de peso y los retos del cuidado del bebé y su incidencia en trenes superior e inferior; preparará el suelo pélvico para el aumento de peso, el alumbramiento y el sexo; prevendrá dolores de espalda y problemas sacroiliacos.

Los profesionales del E.P. sabemos que no hay dos personas iguales. Esta máxima, no es diferente en el colectivo de mujeres embarazadas, aunque las una esa situación tan especial. La verdadera misión del E.P. aquí, mas allá del trabajo físico, es acompañarla en los diferentes cambios que se producen en el periodo de gestación. La mujer embarazada, está pasando por una experiencia única (no importa que no sea primeriza) y el Entrenador debe hacerla sentir que entiende y espera además los cambios posturales y de sensibilidad que indefectiblemente se producirán en ella.

La programación de las sesiones de Pilates (elemento ineludible en un profesional que tiene la obligación de huir de la improvisación) con embarazadas, se divide en tres trimestres correspondientes a los cambios posturales que se producen en cada uno de los tres trimestres previos al alumbramiento.

De los cambios que se van a manifestar en la gestación, los que ocupan al profesional de Pilates son los Cambios Posturales. Pueden consistir en un aumento de las características posturales de la embarazada, o por contra, pueden manifestarse en una dirección contraria e ir cambiando. De aquí la importancia de realizar un análisis postural cada trimestre mediante observaciones continuas mientras se ejecutan los movimientos,  adaptando el entrenamiento y dando consejos sobre sus hábitos.

Esto es importante, el E.P. no debe limitarse a ejercitar semanalmente al cliente, sino que debe siempre, y mas con las mujeres embarazadas, enseñarlas como levantarse y como sentarse, también enseñar y sensibilizar a su cliente a realizar con asiduidad estiramientos (debido a los cambios hormonales, la elasticidad ganada por una mujer en estado se convierte en un beneficio de por vida) generalizados pero con especial incidencia en los gemelos y en la movilidad de los tobillos (para evitar los calambres nocturnos), en la columna cervical y en la zona de los hombros. También la concienciará sobre la conveniencia de utilizar elementos de apoyo como cojines en lumbares, en los costados y entre las piernas y la necesidad de modificar las posturas evitando permanecer mucho tiempo en una misma posición, aunque cada vez le resulte más gravoso el movimiento.

En general y atendiendo a los diferentes cambios posturales que se manifiesten, se van a fortalecer las extremidades superiores e inferiores, el abdomen evitando el trabajo del recto abdominal, y el cinturón escapularEl conjunto muscular del suelo pélvico debe fortalecerse con el fin de soportar un peso que va a ir en aumento con las semanas, pero también debe prepararse para su relajación en el momento del parto. Se debe trabajar también la extensión de columna pero siempre en sedestación, nunca decúbito prono desde el segundo trimestre. Debido a los cambios hormonales, los ligamentos pierden tensión por lo que hay que tener cuidado con la pelvis y el cinturón escapular. También por este motivo y por el peso que va a alcanzar ahora el abdomen más prominente, debemos estirar asiduamente la zona sacro-iliaca.

En resumen el Método Pilates es sumamente recomendable para el embarazo y salvo incompatibilidad expresa o excesivo cansancio, puede prorrogarse hasta el momento final, eso sí, con la máxima de ir bajando de forma gradual la intensidad del entrenamiento en lugar de “ir in crescendo”.

Anuncios

...¿quiéres comentarnos algo?...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

…tus palabras de la mañana…
" El verdadero camino hacia el éxito está en la Simbiosis entre Evolución e Involución, Desarrollo y Crecimiento Personal ” Ana Ferrera
…tus áreas de trabajo…
…MyCoachingWork lee…
A %d blogueros les gusta esto: